jueves, 30 de junio de 2016

RESEÑA DEL LIBRO: "El día que el cielo se caiga”



LIBRO: El día que el cielo se caiga
AUTOR: Megan Maxwell
GÉNERO: Romántico
EDITORIAL: Esencia
PÁGINAS: 310
PRECIO: 7,59 €
COMPRA EN: Amazón /Casa del libro


Es una reconocida y prolífica escritora del género romántico. De madre española y padre americano, ha publicado novelas como Te lo dije (2009), Deseo concedido (2010), Fue un beso tonto (2010), Te esperaré toda mi vida (2011), Ni yo misma lo sé (2011), Las ranas también se enamoran (2011), ¿Y a ti qué te importa? (2012), Olvidé olvidarte (2012), Las guerreras Maxwell. Desde donde se domine la llanura (2012), Los príncipes azules también destiñen (2012), Pídeme lo que quieras (2012), Casi una novela (2013), Llámame bombón (2013), Pídeme lo que quieras, ahora y siempre (2013), Pídeme lo que quieras o déjame (2013), ¡Ni lo sueñes! (2013), Sorpréndeme (2013), Melocotón loco (2014), Adivina quién soy (2014), Un sueño real (2014), Adivina quién soy esta noche (2014), Las guerreras Maxwell. Siempre te encontraré (2014), Ella es tu destino (2015), Sígueme la corriente (2015), Hola, ¿te acuerdas de mí? (2015), Un café con sal (2015), Pídeme lo que quieras y yo te lo daré (2015), Cuéntame esta noche. Relatos seleccionados (2016), Oye, morena, ¿tú qué miras? (2016), además de cuentos y relatos en antologías colectivas. En 2010 fue ganadora del Premio Internacional Seseña de Novela Romántica, en 2010, 2011, 2012 y 2013 recibió el Premio Dama de Clubromantica.com, y en 2013 recibió también el AURA, galardón que otorga el Encuentro Yo Leo RA (Romántica Adulta). Pídeme lo que quieras, su debut en el género erótico, fue premiada con las Tres plumas a la mejor novela erótica que otorga el Premio Pasión por la novela romántica. Megan Maxwell vive en un precioso pueblecito de Madrid, en compañía de su marido, sus hijos, sus perros Drako y Plufy y sus gatas Julieta y Peggy Su.






Alba y Nacho se conocen desde que eran niños. La conexión entre ellos es muy especial y aumenta con el paso de los años, hasta que ella se casa y, obligada por su marido, se distancia de él. Nacho se marcha a Londres. Allí encontrará al amor de su vida, a quien luego perderá a causa de una desconocida enfermedad. Alba, que no sabe lo mal que lo está pasando su amigo, acude a él tras su fracaso matrimonial. Su reencuentro crea una unión irrompible, pero al cabo de poco tiempo ella descubre que Nacho también está enfermo. En su afán por ayudarlo a luchar contra lo que parece inevitable, Alba conocerá a Víctor. Y lo que en un principio no son más que encuentros fortuitos, se acaba convirtiendo en un amor incondicional que le permitirá superar sus miedos e inseguridades. Esta novela hará que te cuestiones varias cosas: ¿por qué el destino es capaz de hacernos encontrar a nuestra media naranja en el peor momento de nuestra vida? ¿Por qué siempre decimos que se mueren los buenos y los malos se quedan aquí para fastidiarnos? Si quieres conocer el desenlace de esta tierna, emotiva y dura historia de amor y amistad, no te pierdas El día que el cielo se caiga.







En mi opinión personal estamos ante una historia preciosa y muy digna de leer. 

Para mí es uno de los mejores libros románticos que he leído de esta autora, donde esta vez mezcla el amor, la amistad y a su vez, explica a la perfección porqué en ocasiones tenemos esa extraña sensación de que muchas veces sentimos como los amigos nos enseñan lo que es el amor incondicional y como la sangre solo nos hace parientes, mientras que la lealtad y el amor es lo que realmente nos convierten en familia. 

Alba es una chica dulce y cariñosa, que cree en cuentos de hadas y en los príncipes azules, hasta que un giro en su vida hace que cambie de parecer en lo que siempre había querido.


Nacho es su amigo de la infancia, su “hermano” con quien desde bien pequeñitos han sido uña y carne, hasta que con el tiempo y por ciertas circunstancias de la vida se separan, pero su amor incondicional por ellos mismos no cambia en esos años. 

Alba con el paso del tiempo volverá a ir en busca de Nacho, su confidente, el único que puede volver ha hacerla reír y volver a ser ella misma. 

Al reencontrarse con su amigo la joven tendrá que enfrentarse a lo que nunca hubiera pensado que se enfrentaría, sin embargo, el amor que sienten el uno por el otro logrará atravesar todos los obstáculos que les pone la vida en el camino y la reaparición de Víctor en la vida de Alba hará que no se sientan tan solos y reciban esa ayuda tan necesaria para superar algunos obstáculos.

No obstante, Víctor intentará poco a poco ganarse el corazón de Alba, lo cual llevará a la joven a creer de nuevo en el amor.

Me quedo con esta gran frase que aconsejo poner en práctica cuando estéis tristes: ” Cierra los ojos, piensa en esa persona y que su magia nos haga sonreír, porque el día que el cielo se caiga os reencontraréis”.