lunes, 15 de febrero de 2016

RESEÑA DEL LIBRO: "El coleccionista de días felices"



LIBRO: El coleccionista de días felices
AUTOR: Manuel Jesús Soriano Pizón
GÉNERO: Narrativa
EDITORIAL: @becedario
PÁGINAS: 184
PRECIO: 15,00 €
COMPRA EN: Casa del libro






Nació en Ceuta en 1970, pero en la actualidad vive en Huelva.

Sus novelas 14 de Abril, Ojos de Gata, La dama culta, La casa del Conquero, 6+5=Amor y el Hada de Azúcar, han dejado huella en el corazón de los lectores confirmándolo como un autor de referencia, dando pie a un club de fans compuesto por más de veinte mil personas, traspasando fronteras en países como México, Perú, Argentina, Venezuela, Chile, Bélgica, Alemania, Francia, Italia y Reino Unido. 

En el año 2014 gana el premio Onubensismo a las letras 2014. 





El coleccionista de días felices narra la historia de M, un vagabundo que por el azar del destino, o del propio Cupido, conoce a María la cual, con su ego de escritora, quiere que M le cuente como ha llegado hasta ese extremo, sin llegar a pensar que recordar puede abrir una llaga que nunca quiso rasgarse de nuevo. Através de las palabras de M, María empieza a escuchar los dictados de su corazón y comienza a conocer a esa persona que transita de vagabundo a un hombre con sentimientos. La fachada cae y surgen las contradicciones. M escupe toda su ira y su furia en palabras envenenadas en la sin razón de la memoria. Nostalgia y sufrimiento por los que nunca se olvidan y lo mucho que quiso decir y no pudo, lo cual le dejó un dolor eterno. Una historia dura y cruel que pondrá en jaque los valores de María que hará que todo su mundo se derrumbe mientras M se marchita narrando su triste historia. Por eso M colecciona días felices, los poco que ha tenido en su vida.




No tengo palabras para describir lo mucho que me ha gustado esta historia y menos aún, las tengo, para decir cuánto me gustaría verla en la estantería de los/as amantes de la lectura y en las librerías de todo el mundo.

María, la protagonista principal junto a M; ese vagabundo cuyo nombre es una simple M, que gran lección de vida nos da a todas las personas que leemos esta novela y cuanto nos transmite.

Cierto es, que se trata de una novela corta y de rápida lectura, pero a su vez, es capaz de engancharnos hasta el final y cuyo fin provoca que derramemos alguna que otra lágrima. 

Muchas veces paseando por la calle nos hemos encontrado con miles de vagabundos, pero jamás nos hemos parado a pensar que es lo que le ha llevado a esa pobre persona a estar en semejante situación y tampoco hemos sido capaces de pararnos a interesarnos por su vida y a querer ayudar. 

Sin embargo, el ego de María hace que sus ganas por escribir una novela capaz de triunfar la lleven a buscar al héroe que menciona un artículo de un periódico sin mirar las consecuencias que ello puede acarrear para ambos protagonistas. 

A veces recordar el pasado reabre viejas heridas que aún no han terminado de cicatrizar, otras veces sirve para desahogarse y en muy pocas ocasiones nos hace ver hasta donde hemos llegado y aumenta nuestras ganas de seguir luchando en la vida por acumular días felices; justo lo que le sucede a M.






No hay.