martes, 9 de mayo de 2017

RESEÑA DEL LIBRO: "Me gustas de todos los colores"



LIBRO: Me gustas de todos los colores
AUTOR: Iris T. Hernández
GÉNERO: Romántica
EDITORIAL: Zafiro
PÁGINAS: 139
PRECIO: 1,89 €
COMPRA EN: Amazón


Nace en Barcelona el 17 de setiembre de 1985, una fría tarde a las puertas del otoño llenando de alegría su hogar, o eso creo ella, prefiere pensar que así fue. 

Se crío en un pequeño barrio de Barcelona; San Adrià del Besós junto a su madre y su hermana, bajo unos valores de humildad, siendo estos los que han servido para ser la persona que es. 

Muy pronto se independiza junto al que es su actual pareja, con tan solo veintidós años y sin saber nada de la vida (por mucho que quisiera creer que lo sabía todo) emprenden un camino juntos del cual se siente muy orgullosa. 

Dando vida a la persona que nos ha unido, si más se podía y regalándonos sonrisas y alegrías durante estos cinco años atrás. 

Actualmente ocupa la mayor parte de las horas del día, siendo administrativa; números, números y más números pasan por sus ojos durante ocho largas horas, pero en cuánto sale por las puertas de la oficina, disfruto de su familia y amigos. 

E intenta buscar huecos para dedicarse a lo que más le gusta escribir y leer, pero nada de esto sería posible sin el apoyo de mi familia.




«Hay momentos en la vida en los que necesitas parar y echar la vista atrás. Y aquí me hallo, consciente de que soy una mujer feliz, que hago lo que me gusta y no me arrepiento de nada de lo que he hecho hasta el momento. 

Cuando era una joven inocente, cogí mi primer vuelo internacional, oponiéndome a las manipulaciones de mi madre para que me olvidara de quién era y siguiera el camino que ella tenía orquestado para mí. 

Me fui muy lejos, donde pude ser la María que yo siempre había querido ser. Conocí a Claudio, un joven pintor bohemio que me encandiló nada más verle y me mostró lo que era ser amada, o eso creí yo hasta que me rompió en pedazos. Me alejó de su lado y permitió que cayera en los brazos de Andrés y en el lado más oscuro de mis recuerdos. 

Lo bueno de todo ello es que conseguí sobrevivir, y por eso os quiero contar mi historia. »




Estamos ante un libro corto y me atrevo a decir que es bastante entretenido, lo que me lleva a recomendar su lectura al 100% y pienso que su final da pie a una posible continuación, pero teniendo a Andrés como protagonista principal y a Oliver como protagonista secundario. 

La verdad es que yo nunca había leído nada de esta autora y he de reconocer que lo que más llamó mi atención de esta novela fue el título y su portada, ya que la portada no la vi muy en sintonía con el título; es decir, que fue ver la portada y pensar que algo no cuadraba con el título del libro y cuando terminé de leerlo pensé lo mismo. 

Quizás, ese detalle sea lo que le haga más llamativo, porque sinceramente la historia relatada tampoco me cuadra con la portada, pero sí con el título, puesto que dentro de la novela hay una frase que hace alusión al título y está muy bien explicada. 

La historia tiene casi todos los ingredientes que deseamos encontrarnos cuando comenzamos la lectura de un libro: amor, odio, pasión, amistad y espíritu de superación, pero todos estos ingredientes están mezclados y explicados de una forma muy divertida, lo que hace que su lectura sea bastante amena, que no se haga pesada y que deje con ganas de más. 

Los personajes me han encantado, aunque si tengo que quedarme con alguno, lógicamente me quedo con Claudio y con María, puesto que son los que más me han llegado dentro, aunque no por ello me haya desagrado los demás, ya que Yué me ha encantado por su forma de tratar a María y por ser una buena amiga. 

El tema principal del libro es la lucha a la que se enfrenta María en primer lugar por cumplir su sueño de irse a New York para cursar arte, gracia a una beca que obtiene y así poder llegar a montar su propia galería donde exponer y vender sus propios cuadros. 

Pero la cosa no termina aquí, puesto que no todo es un camino de rosas, debido a que allí conocerá el verdadero amor y la joven tendrá que elegir entre quedarse o irse a Madrid donde se supone que la espera un futuro prometedor y digo que se supone, porque nada más poner pie en tierras madrileñas ha de afrontar un duro golpe, que no viene a ser otro que el de salir por su propio pie del mundo en el que se mete para intentar olvidar a ese amor que dejo y cuando por fin logra escapar ocurren una serie de acontecimientos que consigue tener al lector más enganchado si cabe duda, dada la intriga que entra por querer llegar al final y saber qué es lo que sucede. 

Una novela divertida, intrigante por los nervios que mete y dura por la historia que cuenta. 

Mi enhorabuena a Iris y desde aquí la ánimo a crear una continuación con Andrés de protagonista..