miércoles, 24 de mayo de 2017

RESEÑA DEL LIBRO: "Telaraña del tiempo"



LIBRO: Telaraña del tiempo
AUTOR: Manuel Barranco Roda
GÉNERO: Poesía
EDITORIAL: Editorial Club Universitario
PÁGINAS: 62
PRECIO EN PAPEL: 7,60 €
COMPRA EN: Amazón


Nace en Madrid en 1975, cursó sus estudios en Pozuelo de Alarcón, un cálido pueblo de Madrid, en el cual vive y trabaja actualmente, donde le surgió su amor por la poesía. 

Ha publicado un poemario, la rutina convertida en poesía, en el año 2007. 

Ese mismo año ganó un premio: 

Accésit modalidad de poesía del Correo Cultura Crea 2007 de Pozuelo de Alarcón, con el poema “los peregrinos”. 

En la actualidad sigue escribiendo y proyectado en su segundo poemario, Telaraña del tiempo, la máxima ilusión. 




La vida. Yo que soy metomentodo, como casi siempre, en mi bar le pregunté a una señora mayor, que compraba tabaco: “¿por qué compra tabaco, si el tabaco mata?”, ella cariñosamente me contesto: “sí, Lolo, el tabaco mata, pero la vida también mata”. La vida es un periodo de tiempo, nos pasarán cosas malas y otras buenas, creo que nadie ha decidido vivir, nacemos por ese misterio inexplicable, yo lo llamo naturaleza, otros Dios. Por lo menos debemos disfrutar los buenos momentos aprendiendo incluso de las malas experiencias. La vida son esos momentos buenos que nos dan más vida, algunos tienen por desgracia muy pocos momentos buenos por eso se agarran a ellos a base de sus recuerdos. La vida es tiempo, se nace, se crece (se aprende), se muere. Por ello la vida es la primera enfermedad y yo lo que quiero es estar enfermo de vida, aprender de lo malo para disfrutar de lo bueno con la máxima intensidad que pueda. 




Tengo que reconocer que este poemario es el primero que leo de este autor y aunque cierto es que le sigo por las redes sociales y sé como es su pluma a la hora de expresarse, las poesías que se alojan en las 62 páginas que componen el poemario me han gustado tanto que me he quedado con ganas de más y ello me lleva a recomendar su lectura al 100%. 

El primer poema que nos vamos a encontrar está muy claro que rompe con la táctica que vengo observando en todos los poemarios leídos hasta el momento, pues su título lleva el mismo nombre del libro y esto es algo que me ha sorprendido muy gratamente. 

Para los/las amantes de la poesía, he de reconocer que se me ha hecho corto y me lo he leído enterito en menos de una hora más tiempo del esperado.


A lo largo del poemario nos encontraremos con bellos poemas dedicados al amor, a la soledad, a la Luna, al sol, etc, etc.

Pero la cosa no se queda aquí, puesto que además de todo lo que os he citado, Manuel introduce una nana y un cántico (canción) dedicado especialmente a su tierra.

Decir que poema me ha gustado más sería algo así como cometer un crimen sin llegar a matar, puesto que todas las poesías son igual de bonitas y están escritas con el mismo sentimiento.

La pluma de Manuel es bastante suave, expresiva y descriptiva dónde deja muy claro cómo ve el amor, la soledad y la vida con su pasado, su presente y ese futuro tan incierto que tanto nos asusta.


No hay